Compartir:

Histórico, otra vez. El seleccionado nacional volvió a hacer historia y está entre los cuatro mejores del planeta. Ahora jugará con el ganador de Estados Unidos-Francia.

 

Comentarios