Compartir:

 

Familiares y vecinos de los alumnos que viajaban en el micro que volcó el último jueves en la ruta 2 a la altura de Lezama despidieron este viernes a Delfina Del Bianco (11) y Mía Soledad Morán (12), las dos nenas que murieron en el accidente.

«Esto es un duelo, un dolor muy grande y lo tenemos que sobrellevar porque todavía hay niños internados», dijo Jeanette Linares, directora de la escuela 41 Vera Peñaloza de Benavídez, quien encabezó un abrazo simbólico al instituto en apoyo a los heridos y homenaje a las dos víctimas, que eran parte del contingente de 44 alumnos y 6 adultos que viajaban hacia Mundo Marino, en San Clemente del Tuyú.

Linares detalló que un grupo de docentes acompañaron a las familias en el entierro de Delfina y Mía, en el cementerio municipal de Benavídez. Las chicas habían sido despedidas unas horas antes por sus familias en dos salas velatorias de Pacheco y Benavídez, por separado y en la intimidad, informó el portal zonal Qué Pasa.

Muchas personas se acercaron al colegio para sumarse al «abrazo simbólico» como muestra de cercanía y compasión por lo sucedido.

«Todos nos conocemos, son compañeritos, gente del barrio», explicó Juan Carlos a TN, papá de Joaquín, que no viajó con sus compañeros porque su mamá «tuvo un presentimiento» y no quiso que se sumara a la excursión a Mundo Marino.

«Es muy duro para él ya que son compañeros, que ahora gracias a Dios, muchos ya están regresando a sus casas», añadió Juan Carlos.

En tanto, se espera que la Justicia realice nuevas pericias al micro en las próximas horas para cotejar la declaración del chofer Gustavo Maldonado (48), quien seguirá detenido, acusado por el delito de «homicidio culposo». El conductor negó haberse dormido y afirmó que se le trabó el volante.

Fuente: Agencia Télam

Comentarios