Compartir:

La madrugada de Bahía Blanca tuvo como denominador común el alcohol, dos accidentes se produjeron producto de la negligencia de quienes conducían y no deberían hacerlo.

El primero se produjo en Charlone y ruta 3 entre un Ford Escort conducido por Pablo Laniun de 30 años y una Fiat Fiorino al mando de Cecilio Aguilera de (42).

Según fuentes oficiales el test arrojo 1 gramo de alcohol por litro de sangre, cuando el máximo legal es de 0,5 gramos.

El segundo se registró en Castelli y Calvo, un Fiat Uno al intentar doblar hacia una de las calles perdió el control del vehículo  volcando. Al conductor Sergio Sebastián Berg de 38años, se le realizó el control por alcohol, siendo positivo con 0,89 gramos por litro de sangre, también se secuestró el vehículo.

 

Comentarios