Compartir:

El Gobierno nacional no alcanzó un acuerdo con las petroleras y se prepara para aplicar la Ley de Abastecimiento N° 20.680 de 1974 para congelar los precios de los combustibles por 90 días, tal como anunció Mauricio Macri tras la devaluación y la derrota electoral en las PASO.

Fuentes oficiales y de las compañías hidrocarburíferas confirmaron a Ámbito que la decisión se oficializará este viernes con la publicación de una resolución de la Secretaría de Energía a cargo de Gustavo Lopetegui. La norma ya fue firmada.

Macri anunció el congelamiento de precios el miércoles a las 9.30 desde la Quinta de Olivos. De inmediato, algunos estacioneros celebraron la medida por el doble efecto:más consumo y menos inflación tras la subida del dólar a $60.

Pero con el correr de las horas, exactamente unas 11 horas después, las petroleras impusieron su criterio y lograron frenar la iniciativa. Los directivos de las compañías dudaban de la forma en que se iba a aplicar. Las tres variables que determinan el costo del combustible en la Argentina tras la liberalización del mercado son el tipo de cambio, el Brent y los biocombutibles. En menor medida se incluyen los impuestos que se actualizcen automáticamente cada tres mes.

Los petroleros no estaban dispuestos a resignar la actualización con el dólar a $60 y lograron que Lopetegui convoque al diálogo. «En este momento hay que acompañar las decisiones del Gobierno», sinceró un importante directivo privado a Ámbito. Por la tarde noche del miércoles la Secretaría de Energía emitió un escueto comunicado aclarando que el congelamiento iba a ser «acordado» con las petroleras.

Los empresarios aguardaron hasta pasado el mediodía del jueves por un llamado al diálogo de la mesa sectorial, pero eso nunca ocurrió. «Nunca convocaron a una reunión», dijo un vocero de una compañía líder del mercado. Ámbito supo que los contactos fueron telefónicos con los principales directivos y altos funcionarios.

También intervinieron gobernadores de provincias productoras que vieron amenazadas sus inversiones en petróleo y gas, principalmente en Vaca Muerta. La misma postura tuvieron las empresas que producen hidrocarburos, pero no refinan: Vista, Tecpetrol, Exxon, Chevron, Equinor, entre otras.

Fuente: Ámbito

Comentarios