Compartir:

Juraron con gloria morir y conquistaron Perú. Las selecciones de vóley y básquetbol se sumaron a la rosarina Nadia Podoroska y se quedaron  con la presea dorada en los Juegos Panamericanos de Lima 2019 en forma indiscutida.

Muy temprano,  Podoroska, la joven rosarina de 22 años protagonizó una memorable remontada y ganó la medalla de oro en tenis en los Juegos Panamericanos al vencer  en tres sets a la estadounidense Carolina Dolehide, cuarta cabeza de serie.

Y por la noche llegó la frutilla del postre. El seleccionado de vóley masculino venció a Cuba y se subió a lo más alto del podio. El equipo albiceleste derrotó 3 a 0 a los caribeños y se consagró por segunda vez consecutiva, tercera vez en la historia. Las otras preseas doradas las había conquistado en Mar del Plata 1995 y Toronto 2015.

Y cerca de las 1 de la madrugada, la gloria. Con Luis Scola a sus 39 años, último eslabón de la transición entre la Generación y que aportó con 28 puntos para convertirse en el goleador del equipo argentino de básquetbol le ganó la final a Puerto Rico (82 a 64). En el primer título argentino en esta competencia desde 1995.

Pero además, es la primera vez en la historia que en el nivel panamericano, la Argentina gana un título fuera de casa. Los anteriores fueron los Panamericanos de 1995, en Mar del Plata; el Premundial de 2001, en Neuquén, y el Preolímpico de 2011, también en Mar del Plata. Esta vez fue de visitante, y con un grupo que consigue su primer gran logro.

Comentarios