Compartir:

El volcán Copahue, ubicado en la provincia de Neuquén, volvió a ocupar el centro de atención en la zona cordillerana. La red de vigilancia volcánica detectó sismos de largo período con “alta energía” y abundante sismicidad, lo que llevó a las autoridades a emitir un “alerta técnica naranja” para la montaña en actividad.

Así lo resolvieron el Servicio Nacional de Geología y Minería de Chile (Sernageomin) junto al Servicio Geológico Minero Argentino (Segemar) y la Subsecretaria de Defensa Civil de Neuquén. El volcán estaba permanecía en en alerta amarilla desde el mes de abril.

“Se sigue monitoreando el volcán, que dio tres registros en el día lunes, tres movimientos de largos periodos de alta energía, todos localizados a 5,8 kilómetros al noreste del volcán”, explicó el subsecretario de Defensa Civil y Protección Ciudadana de Neuquén, Martín Giusti.

El alerta técnica naranja implica un radio de exclusión de cinco kilómetros en torno al cráter del macizo neuquino ubicado en el límite entre Argentina y Chile y la aplicación del plan de contingencia local ante riesgo volcánico.

De acuerdo al reporte oficial, a las 9.45 del lunes, las cámaras del Observatorio Volcanológico de los Andes del Sur (Ovdas) registraron una “columna grisácea, producto de la emisión de material particulado fino, que estarían asociadas a explosiones menores» a nivel del cráter El Agrio.

El intendente de Caviahue-Copahue, Oscar Mansegosa, confirmó que la población sintió movimientos a partir del el domingo a última hora.

“Hizo dos movimientos perceptibles y después una serie de réplicas, y ahora ha disminuido», afirmó el jefe comunal en diálogo con LU5. «Lo extraño es que no es en el cráter del volcán, si no que pega un poco más arriba, a la salida de Copahue. Está cerca del cráter viejo, a seis o siete kilómetros de la villa”, agregó.

Por su lado, Martín Giusti precisó que para Defensa Civil se elevó el alerta a un “amarillo preventivo” y aclaró que la actividad sísmica del macizo “ha sido interna”, vinculado a un movimiento de fluidos.

«No hay ningún peligro de evacuación o que haya algún siniestro, pero sí va a aumentar la emisión de cenizas”, comentó el subsecretario de Defensa Civil. “Se vuelven a repasar los planes de contingencia, se está siguiendo desde cerca la actividad del volcán pero contamos con mucha información”, cerró.

Los observadores del Ovdas advierten que durante la noche, por las condiciones meterológicas adversas, “no fue posible visualizar la actividad superficial del cráter, sin embargo, es posible que condiciones favorables permitan visualizar explosiones menores y/o incandescencia nocturna» en torno a la zona.

El volcán Copahue se ubica a unos 360 kilómetros de Neuquén capital y a unos 100 kilómetros de la ciudad chilena de Los Angeles. Su altura es de 2.965 metros y la última erupción mayor data de 1992.

Fuente: Infobae

Comentarios