Compartir:

El Juzgado de Familia de la Plata autorizó el de cese la criopreservación de embriones de un matrimonio.

Este es el tercer fallo registrado en el país sobre un tema que sufre un vacío en la legislación vigente.

“Ya hay dos fallos preexistentes, uno en Mendoza y el otro en La Plata. Este lo que tiene de distinto es que insta al Poder Legislativo a legislar sobre el tema porque hay un vacío legal en relación a qué hacemos con los embriones que pertenecen a una familia si no quiere seguir teniendo hijos ni continuar manteniéndolos”, explicó a Télam la abogada de la familia solicitante, Griselda De Luca.

Por falta de legislación, los embriones congelados no pueden ser descartados. El coste de mantenimiento es de 100 y 200 dólares al año.

“Cuando uno hace un tratamiento de fertilidad, se criopreservan los embriones. Los criopreservan en caso de que no avance la implantación o si ese matrimonio o pareja quieren más adelante tener otro embarazo, pero cuando cesa la voluntad procreacional de ambos no hay una norma que cubra esa situación”, apuntó De Luca.

El diputado Daniel Filmus ingresó en abril un proyecto de ley que se encuentra en tratamiento y que cuenta con el aval de diputados de todos los espacios políticos.

Por otro lado, otros sectores se oponen al descarte de los embriones. En febrero de 2019, el Portal de Belén solicitó la tutela judicial en protección de todos los embriones no implantados que están almacenados en centros públicos y privados de fertilización asistida.

Comentarios