Compartir:

Los cuidados específicos de la piel suman belleza y más armonía al rostro.

Entre estos pequeños detalles, el cuidado de los labios resulta fundamental (especialmente, en esta época del año).

“Se trata de una zona intermedia entre el rostro y las mucosas de la boca y que cuenta con capas de protección más débiles”, resume la cosmiatra y esteticista Viviana Bustos.

Además, “este área está sujeta a mucha humedad y se resiente con los factores climáticos, como las temperaturas extremas o los cambios bruscos de sensación térmica y otros factores, como el viento frío y seco o el sol”, agrega la dermocosmiatra Verónica Chapoval. Esto, sin dejar de lado su especial poder de atracción y que, al mantenerlos hidratados, el maquillaje durará mucho más.

Por eso, la sugerencia es dedicarles los mismos cuidados que al rostro.“La mayoría de las personas suele prestarles atención una vez que se ven agrietados o resecos. En cambio, pensar en la prevención y en su belleza resultará más beneficioso”, completa Chapoval.

La ventaja es que “la industria de la cosmética incorporó nuevos productos, con acciones muy concretas”, remarca Bustos.

OPCIONES PARA INCORPORAR

– Bálsamo reparador. Es el producto básico y esencial. «Son cremas con compuestos naturales, como aceite de coco, manteca de karité, aceite de almendras o cera de abeja, entre otros. Para los labios agrietados, será conveniente evitar aquellos con sabores o perfumes», detalla Chapoval.

– Sérum con ácido hialurónico. Proporcionará más turgencia y, con ello, aumentará el grosor de los labios. Además, mantendrá la humedad de los tejidos.

– Compuesto con caléndula. Tiene un efecto descongestivo, desedematizante y cicatrizante.

– Liposomas con vitamina C. Resulta fundamental para atenuar las manchas y las líneas de expresión de la zona de alrededor de la boca.

Por otra parte, los compuestos con colágeno contribuyen a aumentar la hidratación.

También existen “líneas de maquillaje que incluyen lápices voluminizadores y humectantes que producen turgencia y vitalidad”, agrega Bustos.

CUIDADOS EXTRA

Chapoval, además, recomienda algunos tips y hábitos cotidianos que ayudan a mantener la elasticidad de la piel.

– Beber abundante cantidad de agua. La hidratación se da «de adentro hacia afuera» e influye directamente en la belleza de la piel.

– Cuidar de no “humedecer” los labios con la lengua. Para algunas personas, es un tic casi automático. Pero hay que tener en cuenta que favorece la resequedad y el resquebrajamiento de los tejidos.

– Si los labios están agrietados, conviene reducir el consumo de sal y de condimentos picantes.

– Elegir pastas dentales, buches o enjuagues de líneas naturales o con menor cantidad de conservantes.

– Si los labios están demasiado resecos, será acertado colocar un bálsamo y, luego, el labial.

Para evitar el calor reseco de la calefacción por split, conviene agregar un humidificador de ambientes.

Otra sugerencia es incorporar a la rutina en el gabinete cosmetológico una sesión de drenaje linfático manual. Se trata de una técnica de masajes descongestivos, que deja la dermis más esponjosa y estimula la producción de colágeno y elastina, sustancias responsables de la flexibilidad de los tejidos. “También se recomienda realizarla antes y después de un relleno con ácido hialurónico”, completa Bustos.

Fuente: Clarín

Comentarios