Compartir:

En los últimos días, Romina Olate ha presentado una importante evolución en su estado de salud. Se trata de la mujer prendida fuego en Ingeniero White.

Había sufrido quemaduras en el 30% de su cuerpo y mientras estaba internada en terapia intensiva del Hospital Municipal había contraído neumonía, lo que había complicado su cuadro.

Sin embargo, esta mañana la Dra Graciela González Prieto informó que la paciente ha evolucionado muy bien y que hace tres días le quitaron la sedación y el respirador artificial.

Además, siguen curándose las heridas producidas por el fuego y por ese motivo dejará el área de terapia intensiva y continuará con su tratamiento en una sala común.

“Tiene conversaciones típicas de médico y paciente. Neurológicamente está bien. En su caso jugó a favor que no tuvo compromiso ni de tráquea ni de bronquios”, remarcó.

Por el hecho, está detenido su pareja, Alfredo José Rubén Padilla de 47 años.

Comentarios