Científicos argentinos presentaron un suero, todavía en fase experimental, que podrá prevenir el desarrollo del Síndrome Urémico Hemolítico (SUH) en personas infectadas con la bacteria escherichia coli, y estimaron que puede convertirse en el primer medicamento en el mundo con ese fin.

El desarrollo científico, que combatirá el SUH originado por consumo de carne cruda, verduras mal lavadas, agua contaminada o leche sin pasteurizar, fue presentado por el Hospital Italiano y el laboratorio Inmunova (surgido del Instituto Leloir) luego de haber finalizado con éxito la primera fase de estudios clínicos.

Dentro de dos años, cuando haya concluido otra fase de experimentación, el nuevo suero “se podría convertir en el primer medicamento del mundo para evitar la progresión de esta enfermedad”, la principal causa de insuficiencia renal aguda y responsable del 20 por ciento de los trasplantes de riñón en niños y adolescentes a nivel global.

PRIMERO EN EL MUNDO

“La Anmat nos aprobó el primer estudio en voluntarios sanos adultos de lo que podría llegar a ser el primer tratamiento para la prevención del SUH en el mundo”, aseguró el jefe de la sección de Farmacología Clínica del Hospital Italiano, Ventura Simnonovich.

“Es la primera vez que un grupo de científicos argentinos trabajando sobre una enfermedad, que afecta primariamente a nuestro país, desarrolla un tratamiento que en el resto del mundo no se ha logrado”, agregó.

Conocido también como “el mal de las hamburguesas crudas”, el SUH es una intoxicación alimentaria contraída por el consumo de alimentos contaminados con la bacteria que produce la toxina Shiga desencadenante de esta enfermedad, que tiene una mortalidad de entre 3 y 5%.

“El mayor desafío es llegar a tiempo con un diagnóstico rápido para poder tratar a los chicos con este nuevo suero que desarrollamos, dado que existe un período ventana de tres a ocho días entre la ingesta de la bacteria y el desarrollo del SUH: en ese lapso se podría usar este suero para neutralizar esas toxinas circulantes”, aseguró Linus Spatz, gerente de Inmunova.

EL MISMO ANTÍDOTO CONTRA EL VENENO DE SERPIENTES Y ALACRANES

En la actualidad no existe una vacuna o tratamiento específico disponible, y Argentina presenta la mayor tasa de incidencia mundial de este mal en menores de 5 años: 500 chicos al año desarrollan la enfermedad. El medicamento desarrollado es un anticuerpo que actúa de manera similar al suero que se utiliza como antídoto contra el veneno de las serpientes o alacranes: neutralizando la toxina en circulación.

“Estamos muy orgullosos de estar gestando el primer producto biotecnológico innovador desarrollado totalmente en Argentina de alcance global. De hecho, estamos presentando esto internacionalmente ante la FDA y la EMA, que son los organismos regulatorios (de la venta de medicamentos) de EEUU y Europa”, afirmó Fernando Goldbaum, investigador del Conicet y director científico de Inmunova. La Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (Anmat) fue la encargada de evaluar el plan de estudios clínicos para llevar adelante la prueba en humanos, así como también de habilitar al Hospital Italiano para la realización de estudios en fases tempranas, según la nueva normativa aprobada en 2017.

En esta primera fase participaron 14 personas del Registro de Voluntarios Sanos del Hospital, que recibieron por vía endovenosa el suero que mostró un “excelente perfil de seguridad y una distribución en el cuerpo muy adecuada para su posterior aplicación”. Y en el transcurso de este año está planificado iniciar el estudio clínico Fase 2/3 durante el cual el medicamento se aplicará a chicos infectados con la toxina Shiga y en riesgo de desarrollar el SUH que hayan aceptado participar voluntariamente y bajo todas las regulaciones de la Anmat.

Fuente: TN 

Comentarios