Compartir:

Un hombre que se dedica a juntar chatarra, encontró dos bombas en un contenedor de un terreno baldío que estaba limpiando.

Ismael Belisle, de 51 años, se encontraba en Rosales y Pablo Lejarraga trabajando en una parcela, según el parte policial cargo los dos explosivos junto a otros elementos de descarte en la caja de su camioneta pero al llegar a su domicilio, cuando comenzó a descargar la carga se dió cuenta de lo que había llevado.

Los agentes especializados en explosivos constataron que se trataban de dos bombas aeronavales de 80 milimetros.

Los explosivos fueron detonados en un descampado según se informó.

Comentarios